¿Entonces, dejo el SEO?

Estoy en una encrucijada entre agradecer a esta persona que me pidio de responder a la pregunta ¿Cómo será el SEO en 5 años? de existir y maldecirlo por obligarme a triturar las neuronas justo después de las fiestas.

¿Cómo veo el SEO dentro de 5 años?

Muchos ya han intentado el juicio predictivo con el SEO y de Google en particular, con diferentes grados de éxito.

Cada año vemos artículos como “el SEO en 2022“…

Habrás entendido, un ejercicio que me parece bastante complicado o incluso un verdadero dolor de cabeza, pero acepto el reto. Por otro lado, si meto la pata, no tiene sentido volver dentro de 5 años, la casa rechaza toda responsabilidad .

Google y el SEO en 2027

Claro, en esta reflexión, haré la amalgama Google = SEO porque sigue siendo el caso a principios de este año 2022, y aunque aprecio mucho a DuckDuckGo y sus equipos, me cuesta ver una gran cuota de mercado para este motor alternativo en 5 años.

Google seguirá estando ahí, pero en mi opinión habrá mutado, y ya hemos visto los inicios de esto desde hace unos años, pero está creciendo de manera exponencial.

La “gran noticia” de 2018 fue el anuncio y lanzamiento del MFI (Mobile First Index). Ya sabíamos que el mundo conectado en general se estaba volviendo móvil, pero aquí Google envió un mensaje bastante fuerte. Aunque por el momento siguen coexistiendo el móvil y el escritorio, este último está perdiendo mucha importancia en el porcentaje de uso de los usuarios de Internet. En mi opinión, esto continuará y el escritorio sólo se convertirá en un remanente del consumo web en general, pero no debemos olvidar que esto depende de cada industria.

La “gran noticia” de 2021 fue el anuncio de MUM, la nueva máquina de guerra de Google, con un modelo de Inteligencia Artificial como MUM, se acabaron los días en los que el usuario tenía que realizar numerosas búsquedas para encontrar una respuesta relevante.

Bastará con una pregunta conversacional.

Dentro de unos 5 años, tener un sitio compatible con el escritorio será tan importante como tener un sitio compatible con Internet Explorer hoy en día (sarcasmo inside). Para mí, incluso el consumo de la web y de la información estará en declive en los smartphones.

Estoy dispuesto a apostar un poco por el hecho de que Google hará asociaciones estratégicas para integrar otros objetos cotidianos. Veo que las Google Lens están llegando, por ejemplo.

Como el ser humano es flojo por naturaleza, una gran mayoría de la población sucumbirá a la tentación de los asistentes virtuales. A los más recalcitrantes se les impondrán, en mi opinión, de una forma u otra.

Esto significa que la voz, la búsqueda, pero sobre todo la respuesta, seguirán tomando importancia. Quizás el mayor impacto potencial en el mundo del SEO en mi opinión. Porque si actualmente, los sitios pueden hacerlo muy bien sin ser los primeros, la voz se limita a una sola respuesta. En pocas palabras, es ser el primero o morir. Ser mediocre ya no será viable y volveré sobre esto más adelante.

El reconocimiento de objetos también es un punto a seguir de cerca con Google Lens en particular. Podría verlo integrado en los parabrisas .

¿Así que voy a dejar el SEO?

Está claro que el SEO de ayer se puede poner pronto en el closet. Algunas de las viejas técnicas de tramposos todavía funcionan, pero el campo de posibilidades se está reduciendo como un hielo en el sol. Algunas están completamente muertas, o son mucho más efímeras.

Probablemente estoy abriendo puertas, pero aquí hay algunas cosas en las que me gustaría trabajar en los próximos 5 años:

En busca de la perfección

A medida que pasan las actualizaciones de Google desde 2018, noto que Google odia lo mediocre y aprecia cada vez menos a los promedios. Sitios que han durado meses o incluso años para algunos se rompieron la nariz con los diversos cambios algorítmicos de los últimos meses. Cada vez tengo más la impresión de que Google no deja pasar nada y quiere “limpiar desde cero” (aunque siempre haya contraejemplos). Ya sea a nivel técnico o al nivel de contenido, Google quiere que sus resultados valgan la pena.

Un ejemplo concreto, respetando la confidencialidad del cliente: el cliente tiene una tienda desde hace casi 8 años. Se lanzó un poco rápido, sin ninguna optimización real de SEO. La tienda ha hecho su camino, e incluso un camino agradable (podemos decir que estaba en el camino del éxito). El cliente sabía que el sitio era antiguo, que había que hacer acciones, pero “mientras aguante, no se toca”. Sólo que el verano de 2020 llegó y se fue con una gran caída. Y sin embargo, no se cambió nada, ni la estructura, ni el contenido, ni el catálogo, ni el netlinking… Pero sinceramente, el análisis SEO (pero no sólo) de esta web era suficiente para rechinar los dientes: sin responsive, grandes errores técnicos, un enorme catálogo de productos muertos, nungún elemento de confianza para el visitante, malísimo enlazado interno, catastrófica gestión de filtros, paginación, etc. Sin embargo, el sitio ha funcionado durante años sin problemas.

Se han realizado muchos trabajos On site en este sitio (excepto el móvil previsto para mediados de 2020) y hemos conseguido restablecer la situación. Nada de Offsite, sino simplemente un sitio técnicamente limpio con buenos contenidos después de una poda y visuales agradables para el usuario. Obviamente, Google había dicho basta a la mediocridad.

Responder y satisfacer la intención principal del usuario

También aquí, para mí, tenemos la causa de un gran número de caídas. Un ejemplo sencillo: si estas durante meses en el top 3 de la palabra clave [tomate] con tu página que hablaba de la composición y el valor nutricional del tomate, mientras que los internautas en realidad pretendían saber más sobre la fecha de siembra, el periodo de trasplante en la tierra, los rendimientos de las distintas variedades, cuándo se producirá la cosecha… Pues bien, ese tipo de páginas desaparecieron. Google con sus diferentes algoritmos, su Inteligencia Artificial, o Machine Learning aprende mucho y va hacia lo predictivo. Así que tienes que hacer lo mismo. ¿Qué busca realmente el usuario, qué quiere hacer con su búsqueda? No sólo debes responder, sino también satisfacer su intención. El criterio de satisfacción del usuario para mí, ha subido un escalón en los algoritmos de los últimos meses.

¿No estás seguro de lo que quiere el usuario? Mira las SERP y Google te dará una pista de lo que espera y lo que quiere.

Estar a la moda y no factual para sobrevivir

El propio Google admite que el 15% de las búsquedas generadas por los usuarios son completamente nuevas. Este es un punto muy bueno para nosotros, ya que Google aún no tiene la data de esta petición. En otras palabras, las SERPs de estas frases están en blanco y son maleables, hay mucho espacio para el SEO. Google va a tener que dar respuestas, y sin suficientes muestras comparativas, saldrá con casi cualquier cosa que encuentre. Este es el mejor momento para establecerse como un líder, una referencia en este campo. Pero esto implica una enorme cantidad de seguimiento y reactividad.

No pierdas el tiempo con todo lo que está “establecido”. Como Google ha cambiado desde hace tiempo a la lógica de motor de respuestas, si puede servir directamente la respuesta ¿por qué te enviaría tráfico? Probablemente algunos recuerden la época dorada de las webs de famosos para saber qué edad tienen, qué altura tienen… Todo esto ha terminado y otras zonas se verán afectadas en los próximos años. Con todos los microformatos que le servimos a Google, lo tiene todo en bandeja de plata para prescindir de nosotros en un futuro próximo.

Acércate lo máximo posible a tu objetivo

No voy a volver a la intención que implica un buen conocimiento de tu objetivo, sino a la proximidad geográfica.

Google lleva tiempo favoreciendo los resultados locales frente a los nacionales, porque ha entendido que es mucho más relevante. Hace unos años, cuando buscabas [restaurante indio], obtenías una SERP nacional. Esos días han pasado, ahora Google te mostrará resultados cercanos a tu ubicación porque lo más probable es que estés buscando un lugar para romper una semilla (comer). Muchos otros sectores se han visto afectados y algunos sitios que no habían previsto este cambio han sufrido algunos tropiezos importantes.

Trabajar en la localidad, en tus sitios, en GMB (Google my Business) se ha vuelto esencial en ciertos temas. Algunas empresas incluso están creando sucursales en las regiones para cubrir todo el territorio y construir una verdadera estrategia local, tanto físicamente como en la web y en SEO. Pero no todo el mundo puede permitírselo.

No seas dato bulímico

El SEO no es una excepción a un fenómeno general y ha sido invadido por los datos. Pero demasiados datos matan los datos y veo cosas que a veces me exasperan. Lo que debemos buscar son datos útiles, tanto en términos de calidad como de cantidad. No voy a insistir en el tema, otras personas están mucho más cualificadas que yo en la materia. Sólo hay que saber distinguir lo que es útil para tomar una decisión. Una muestra representativa puede ser más que suficiente sin tener que rastrear todo un sitio de varias millones de páginas. Si tomas demasiado, acabarás vomitando todo.

Predicciones, adaptaciones y darwinismo

En conclusión, en los próximos cinco años volveremos a ver un descrecimiento de la profesión. Quien no se adapte no sobrevivirá. En mi opinión, el ritmo del cambio se acelerará y será difícil subirse al tren. Los visionarios irán por delante y estarán muy solicitados en los próximos años. Olvídate de la búsqueda tal y como la conoces, desaparecerá tarde o temprano. Imagina lo que podrían ser los futuros medios de comunicación y transmisión de la información.

Personalmente, me estoy rompiendo la cabeza con temas como la voz, los asistentes y los objetos conectados en general. La única certeza que tengo es que Google cambiará con el objetivo de ofrecer información lo más rápido posible, es decir, antes de que se haya expresado la necesidad. Será capaz de predecir lo que vas a necesitar antes de que lo sepas. El futuro nos dirá sin duda lo que es realmente…